Par Biomagnético

Técnica que emplea el uso de imanes para detectar y neutralizar infecciones principalmente, mediante un test Kinesiológico que se realiza en camilla. La propia sesión en sí ya es terapéutica, porque desde el primer momento se nota sus efectos, bien extinguiendo la dolencia o atenuando la intensidad de los síntomas.

Las investigaciones del Dr. Richard Broeringhmeyer inspiraron al Dr. Goiz para que en 1988 se atreviese a tratar a un paciente de VIH medicado y desahuciado, a petición del mismo, colocando los imanes en lugares específicos testados kinesiológicamente mediante la técnica del Par Biomagnético.

Solo con este tratamiento, el paciente se curó y el Dr. Goiz entendió que el patógeno de la enfermedad VIH tenía un código de pH, que se manifestaba en acortamiento y corrección del miembro inferior del paciente en esos dos puntos del cuerpo, mediante la colocación de imanes de distinta polaridad en puntos agrupados de dos en dos (pares).

El Par Biomagnético funciona porque detecta y corrige las alteraciones del pH de los órganos vivos, equilibrando la bioelectricidad de los puntos afectados. Esta corrección del pH es la base de la curación de esta técnica.

El Dr. Goiz desarrolló el método del PAR BIOMAGNÉTICO buscando el código Patógeno (pares de puntos asociados biomagnéticamente) para todo tipo de virus, bacterias, hongos y parásitos.

En este vídeo puede ver cómo el propio Dr. Goiz explica cómo descubrió el PAR BIOMAGNÉTICO:

¿Qué se puede trabajar con el PAR BIOMAGNÉTICO?

El PAR BIOMAGNÉTICO ha evolucionado muchísimo desde 1988, extendiendo su aplicación no sólo al campo de los patógenos, sino también al campo de las disfunciones orgánicas y emocionales. 

Al ser una técnica que emplea la Kinesiología Bioenergética como herramienta de testaje, se puede trabajar a distancia, obteniendo los mismos resultados que a nivel presencial.

Problemas físicos:

Problemas emocionales
y síndromes complejos:

¿Cuál es la mecánica del PAR BIOMAGNÉTICO?

El paciente se tumba en la camilla y se le hace un rastreo kinesiológico para detectar en qué puntos de su cuerpo se encuentran las disfunciones de pH que están causándole la sintomatología que trae a consulta.

En dichos lugares se colocan los imanes de forma estratégica para neutralizar la diferencia de pH. Hay más de 350 pares biomagnéticos sobre los que se puede trabajar para sanar al paciente. Cada par biomagnético se relaciona directamente con un patógeno o con una disfunción concreta.

El tiempo necesario de exposición varia entre 15 -20 min de tratamiento en camilla.

Se pueden encontrar varios puntos alterados de pH y ser tratados todos en la misma sesión. El rastreo de esa sesión acaba cuando ya no se encuentran mas puntos en ese momento. 

Aunque para la dolencia en cuestión pueden ser necesaria sesiones de recuerdo y nuevos testajes hasta que la dolencia desaparezca por completo. 

Es importante resaltar que los lugares donde el pH está distorsionado actúan a modo de domicilio del patógenos en cuestión, mientras que los lugares en los que se manifiesta la sintomatología, son aquellos órganos y tejidos donde el patógeno trabaja. Por ello decimos que el PAR BIOMAGNÉTICO va al origen de la causa de la dolencia y no sólo a la sintomatología. 

¿Quieres saber más o reservar cita?

Si necesitas más información acerca de esta terapia o bien necesitas reservar cita, contacta con David García Alcaraz, Terapeuta formado en PAR BIOMAGNÉTICO por el propio Dr. Goiz en Madrid, 2011.

Si es la primera vez que acudes a la consulta de David contacta antes con él por WhatsApp al +34609516453 o por email a david@espaciodesanacion.es.

Testimonios